ENTRE HASHTAGS


Por la tarde hubo una campaña de apoyo al señor Hugo González Durán. De pronto hubo # que lanzaban -insisto- apoyo a un portero que la afición Rayada, la mayoría, odió por aquella derrota del nunca olvidado 10/12/17.


Lo culparon a él por sus #ManosGuangas, pues consideraron que ambos goles, primero el de Edu Vargas y luego el de Francisco Meza, pudo haberlos atajado.


Salió del equipo con las patas por delante, repudiado por su gente, por la tribuna y es fecha que no le perdonan la derrota más dolorosa en la historia del Monterrey.


Pero hubo "una señal" y comenzaron los hashtags en apoyo de gente identificada, y otros declarados, con los colores del Monterrey.


¿Por qué nació por la tarde?, pues porque por la noche lo anunciarían. Todo estaba listo.


Así llega el portero que se fue repudiado.


"Yo no lo quiero, no quería que regresara, pero pues hay que apoyar", así leí muchos tuits, entre ellos los de @SomosRayados.


"Hay que darle una segunda oportunidad, es de Rayados y apoyamos", leí otros.


Y también hubo de los que no reprocharon nada, incluso que se alegraron que volviera a su equipo: "Para mí es el mejor de México", puso uno que otro despistado, porque tampoco es para tanto.


Lo cierto es que Hugo está de regreso, y aunque ayer fue un ambiente de "apoyo", aún hay muchos que no lo quieren.

MOMENTO BUENO



El odiado Covid-19 le arrojó algo bueno a Hugo González.


Como lo dije la semana pasada, su mayor aliado es el virus, pues los partidos serán sin gente, y el BBVA no lo presionará.


Pero va más allá de ese día (esperemos) cuando a mediados de julio Pandi juegue sus primeros partidos como local.


Al portero le bastará con no meterse a Twitter para desviarse de la presión que representa su regreso.


Para empezar evitará el contacto con prensa y aficionados en el aeropuerto, lugar donde normalmente los jugadores comienzan a medir cómo está la cosa.


"Viene vía terrestre, no sé si mañana (hoy), muy probablemente sí", me dijo mi Judas Rayado.


Luego, lo más probable y lógico es que no haya presentación física como tal. En la nueva normalidad no se espera que un jugador encare a decenas de reporteros en una sala de prensa, además de que la Liga MX no ha establecido nada de eso obviamente, porque pues andan viendo lo básico.


"Una presentación ahorita se ve poco viable por todo lo de la pandemia, eso ya se verá adelante, pero de haber, obviamente no será como eran antes", me comentó el Judas.


PD: Algún beneficio -para él- debía tener esta pandemia.

LOCAL SIN PESO



Y hablando de que los juegos serán a puerta cerrada, hoy CANCHA publica un especial de lo que arroja jugar sin gente.


En Alemania, hasta ayer, se han jugado 37 partidos luego de haber regresado el futbol.


De los 37, sólo 8 los ha ganado el local, 10 han sido empates y 19 los visitantes.


Como lo leen, el 51.3 por ciento de los juegos los gana el visitante, mientras que sólo el 21.6 los ganan los locales. O sea que sólo 2 de cada 10 el local se queda con el triunfo.


¿Qué leemos ahí?, que ahora que vuelva la Liga MX, que en su mayoría, si no es que toda, se jugará sin gente en la tribuna, la localía ya no pesará.


¿Y a quién le va a afectar más?, pues a los del norte del País.


El mejor equipo como local en los últimos 5 torneos en su fase regular, y lo que se jugó del Clausura 2020, fue Tigres. Sólo perdió 5 juegos en 48 duelos. Luego Santos y después Monterrey, aunque Rayados bajó un buen en el último año.


Ahora que sean sin gente, ya sólo será local administrativo el de casa, porque la cancha será igual para todos, pues los de arriba ya no pesarán.


PD: Y si no, volteen a ver a la Bundesliga.

EL BENEFICIADO



Si lo ven como crack en Tik Tok, quitado de la pena asando unos cortesones, mientras uno apenas le alcanza para flechita de la carnicería de Don Cuco, es porque tiene su presente y futuro a mediano plazo asegurado.


Se trata del señor Jürgen Damm Rascón, quien ni siquiera tuvo que volver a los entrenamientos virtuales de los Tigres por la simple razón que deportivamente ya no pertenece al equipo. Para qué hacer la pretemporada del Apertura 2020 si ya no será parte de eso.


En lo único que sigue ligado Damm con los felinos es en la cuestión legal, porque su contrato abarca este mes de junio. A Tigres le pasa como a mí con Sanquita Jr., que lo tengo en el San Roberto (Valle) y ya pagué la colegiatura de junio y el mes sólo duró seis días. A ver si me devuelven algo.


Así que durante lo que resta de junio veremos a Damm pasándola bien en el Tik Tok, y ya en julio, cuando quede liberado contractualmente, partirá a la MLS para reportarse con su nuevo equipo.

LOS PERJUDICADOS



Los que andan con un ojo al gato y otro en Querétaro son los jugadores de Tijuana, quienes están padeciendo de lo mismito que su carnal emplumado, sólo que allá los tienen bien controladitos para que no hagan ruido.


Querétaro no pudo callar a jugadores como Jair Pereira o tapar la situación de Víctor Manuel Vucetich, pero en la frontera hay temor de que la lana empiece a escasear y que les peguen aún más a sus bolsillos.


Me contó mi Judas sin pelo que a los jugadores de Tijuana ya les hicieron un recorte de entre el 70 y 80 por ciento de sus sueldos, dependiendo de cuánto dinero se embolsa cada jugador para empezar a reducir más gastos y disque salvar a otros trabajadores del club, y digo "disque" porque ese chiste ya no se lo están creyendo todos los futbolistas de este País.


Por supuesto que eso no tiene nada contentos a los jugadores de Xolos, porque además la directiva ni siquiera les preguntó si estaban listos para cooperar o que otra alternativa proponían. Simplemente les llegó el sablazo a sus quincenitas.


El problema de acá es qué hay jugadores que podrían ser negociados a otros clubes, otros que terminan contrato y otros más que ya no quieren pertenecer a la institución, y no por la crisis económica que azota al grupo que controla tanto a Gallos como a Xolos, sino porque las formas de las directivas son cada vez peores, a decir de ellos.llos.