QUEJA FORMAL


En la columna de ayer les informé sobre que el señor Celso Fabián Ortiz Gamarra anda muy al estilo regio sin llevar del todo bien la cuarentena.


Sus fiestas con amigos son recurrentes y las quejas de sus vecinos también.


Tanto así que en su colonia a todos los residentes les llegó un comunicado sobre una fiesta que inició el sábado y terminó la madrugada del domingo que se salió de la raya. En el reporte no se menciona el nombre del vecino fiestero y rijoso.


En el documento se detalla cómo un guardia de seguridad le pidió al residente y amigos que bajaran el volumen de la música. Eran las 2 de la mañana y reaccionaron con violencia, por lo que el guardia se retiró. Se pidió ayuda a Fuerza Civil y tampoco hicieron caso.


Hoy hay junta de la mesa directiva de la colonia donde vive el volante de los Rayados para ver el tema.


Son dos eventos que sucedieron el mismo día, a las mismas horas y en la misma colonia, la fiesta que nos enteramos de Celso y la fiesta con reporte en la colonia donde vive Celso.


O son muy fiesteros en esa colonia o Celso se pasó de la raya y es el vecino rijoso de la citada fiesta.


Ojalá no haya consecuencias más allá de una molestia vecinal que se pueda solucionar y, sobre todo, que este comportamiento no se vaya a ver reflejado en la segunda prueba de Covid-19 que les aplicarán el viernes a los Rayados, según mencionó Matías Kranevitter en una entrevista que dio a TyC Sports de Argentina.



¿Y LOS TIGRES?

En Pandi ya van para la segunda prueba de Covid-19, en la primera salieron todos negativos, según dijo Krane en la Argentina.


Monterrey es, junto con Santos, Chivas y Cruz Azul, los clubes que han estado más atentos a la situación de salud de sus jugadores.


En Tigres los checaron al volver de Nueva York allá por el 12 de marzo, pero ya llovió, hubo tornados en Apodaca, desapareció el Ascenso MX, el Santos se llenó de contagiados, al Morelia se lo llevan a Mazatlán, y el país dejó la normalidad y ya volvió a la nueva normalidad. Es más, hasta la cheve se fue y regresó, y no han informado si ya les hicieron la prueba de Covid-19.


(Lo único que no cambia de aquel 12 de marzo a la fecha es la capacidad de Andrés. Bueno, sí cambia: es cada vez peor).


Por lo pronto, hoy regresan a los entrenamientos a distancia con Zoom, pero se espera que la próxima semana, si las autoridades lo permiten, comiencen a entrenar presencialmente en Zuazua en grupos reducidos y separados.


En ese proceso harán las pruebas de Covid-19, en espera que todos salgan bien librados y en este tiempo de ya tres meses hayan respetado la sana distancia y se hayan quedado en casa el mayor tiempo posible para evitar contagios.


Aunque ya vimos los casos como el de Carlos Salcedo, quien el pasado fin de semana se de fue de vacaciones a la playa con sus compas.


Y los que sí respetaron el encierro, sin duda que disfrutarán, ahora sí, el camino a La Cueva de Zuazua.

A LA ALEMANA


Mientras los aficionados, no sólo los regios, esperan el plan de compensación de sus clubes por los partidos que deben a sus abonados, en Rayados por lo pronto ya dieron pistas de lo que viene.


Es un hecho que el regreso a las canchas será sin aficionados en gran parte del Apertura 2020, si no es que todo.


Ante esto en Pandi proyectan ponerse muy alemanes.


Si no vieron, ayer tuitearon "El que siempre nos acompaña: #ElJugador12", acompañando el texto con una imagen en la que se ve la silueta de un aficionado en una de las butacas del Estadio BBVA y la leyenda "MUY PRONTO".


Pues bien, pronto pude enterarme que lo que viene es una campaña similar a la que realizan clubes alemanes, que ante la imposibilidad de tener aficionados en los estadios de la recién reanudada Bundesliga, se dieron a la idea de tener apoyo virtual a través de imágenes de sus aficionados en cartón.


Como dicen ahí, "pronto" anunciarán la mecánica, por lo pronto les doy este adelanto.

ESTUFA



En Ecuador soltaron el nombre de Franklin Guerra, defensa central de la Liga Deportiva Universitaria de Quito, como candidato a refuerzo de Rayados.


Por eso acudimos directo a la fuente ecuatoriana, a Esteban Paz, dirigente de la LDUQ.


"Desconocemos si existe interés por algún jugador de Liga ni tampoco por Franklin Guerra específicamente. Me parece que es un tema sólo de prensa", respondió el dirigente.


Y luego lo presumió: "Guerra es el mejor central actualmente y sería una pérdida deportiva si se va, pero la situación complicada podría obligarnos a una negociación".


Me dicen colegas ecuatorianos que sí es muy bueno, pero sería regresar a años luz cuando el Monterrey traía refuerzos económicos, porque en Transfermarkt está tasado en 700 mil dólares.


Me acordé de cuando venían jugadores como Giovani Espinoza, allá a principios de este siglo.


Por eso acudí a mi Judas Home Office, el que nunca me falla, el que nos pasó aquel reporte completo de los planes de altas y bajas de Pandi que poco a a poco se va desarrollando.


"Mira, Sanca, como te dice el dirigente de allá, parece algo de prensa, de promotores, acá las miradas están puestas hacia donde te dije, en Sebastián Vegas, y más ahora que Monarcas deja Morelia y se va para Mazatlán", me informó.

LOS SECRETOS DE OSORIO



Si algunos recuerdos positivos quedaban de él, parece que Juan Carlos Osorio está decidido a borrarlos.


Porque el fin de semana se echó encima a los seleccionados que aún lo recordaban con cariño, cuando ventiló que antes del partido contra Brasil preguntó en el vestidor si estaban listos para vencerlos y todos se quedaron en silencio.


En la prensa mexicana aún había quienes lo defendían, pues ellos también se le lanzaron a la yugular por la poca categoría del DT colombiano al querer zafarse de su cuota de responsabilidad en la eliminación del Tri en Rusia 2018.


Otro sector de la prensa que de todas formas no lo querían y no la pasaron bien durante su gestión fueron las reporteras.


Ahhh, sí, porque resulta que Osorio hacía comentarios inapropiados que las periodistas tenían que soportar cuando hacían su trabajo, y que en su momento prefirieron no hacerlo público.


Hubo una que cayó en sus redes y le ocasionó problemas maritales cuando su esposa se dio cuenta que el señor se la pasaba de lo lindo en México. Digo, ya que Osorio anda revelando secretos, pues que cuente cuáles fueron los motivos para que no siguiera con el Tri, ¿no?