Acabada la prueba el equipo estadounidense confirmó que Álvarez

Los Mundiales de natación de Budapest 2022 han vivido hoy un tremendo susto, que no tuvo consecuencias graves gracias a la rápida intervención de la entrenadora de la estadounidense Anita Álvarez, la española Andrea Fuentes. La deportista se encontraba en la piscina, ejecutando su ejercicio del solo libre de natación artística, cuando se fue al fondo tras sufrir un desmayo. Sucedió nada más acabar su rutina, cuando finalizó la música. Fruto quizás de la tensión, la nadadora se desvaneció, con el agravante de encontrarse en el agua. Rápidamente Fuentes, histórica pareja de Gemma Mengual, se lanzó al agua para rescatar a su pupila. Inmediatamente se sumó la ayuda de uno de los auxiliares de la competición. Remolcada por ambos al borde de la pileta, las asistencias médicas evacuaron a la deportista. Tras la consiguiente conmoción entre los presentes por lo vivido, la competición retomó su curso. El oro fue finalmente para la japonesa Yukiko Inui (95.3667), la plata fue para la ucraniana Marta Fiedina (93.8000) y el bronce para la griega Evangelia Platanioti (91.7667). Acabada la prueba el equipo estadounidense confirmó que Álvarez ya se había recuperado tras el desmayo. De hecho, la nadadora volvió con su equipo después para recibir los abrazos de sus compañeros y el aplauso del público presente en la piscina de entrenamiento. Todavía no se conoce el origen del desfallecimiento de la atleta, si bien la hipótesis es una mezcla de calor y estrés.
Artículo Anterior Artículo Siguiente