Otro ‘hypercar’, el Alpine A480-Gibson del brasileño

Roberto González, piloto mexicano del equipo Jota Sport, ganó la clase LMP2 en las 24 horas de LeMans, una de las tres joyas de la triple corona del automovilismo (Gran Premio de Mónaco, Indy500 y LeMans). El piloto mexicano hizo equipo con Will Stevens y Felix Da Costa para finalmente ganar la carrera más famosa en el automovilismo de resistencia, quedando quintos en la general – su mejor resultado había sido un segundo puesto en LMP2 en 2020 (6to general)-. Su hermano menor, Ricardo González, ganó en esta misma categoría en La Sarthe en 2013. En la 17ma posición quedó Esteban Gutiérrez con el auto de Inter Europol Competition. El también ex campeón de LMP2 en LeMans, Memo Rojas finalizó 52 con Duqueine Team. Los dos Toyota GR010 Hybrid cumplieron con su papel de grandes favoritos y lograron este domingo con mucha autoridad el doblete en la nonagésima edición de las legendarias 24 Horas de Le Mans de automovilismo de resistencia. Tras 380 vueltas al trazado de La Sarthe, se impuso el Toyota nº8 del suizo Sébastien Buemi, el neozelandés Brendon Hartley y el japonés Ryo Hirakawa, con algo más de dos minutos de margen sobre el nº7 del británico Mike Conway, el japonés Kamui Kobayashi y el argentino José María ‘Pechito’ López, que ganaron la pasada edición. Se trata del quinto triunfo consecutivo y el cuarto con doblete del equipo Toyota Gazoo, el tercero de Buemi, el segundo de Hartley y el primero de Hirakawa. Completó el podio el también ‘hypercar’ Glickenhaus 007 LMH del estadounidense Ryan Briscoe, el británico Richard Westbrook y el francés Frabck Mailleux, tercero a cinco vueltas del ganador. Cuarto, a diez giros, fue el segundo Glickenhaus, el que compartieron los franceses Olivier Pla y Romain Dumas y el brasileño Luis Felipe Derani. Otro ‘hypercar’, el Alpine A480-Gibson del brasileño André Negrao y los franceses Nicolas Lapierre y Matthieu Vaxiviere, que salió tercero en la parrilla, tuvo problemas mecánicos muy pronto, tras sólo cuatro horas de carrera, sobre todo en el embrague, y acabó con 18 vueltas perdidas. En la segunda posición de los LMP2, quedo el Prema n°9 del polaco Robert Kubica, el suizo Louis Delétraz y el italiano Lorenzo Colombo, y el JOTA n°28 del danés Olivier Rasmussen, el británico Edward Jones y el sudafricano Jonathan Aberdein. El ocho veces campeón del mundo de rallys, el francés Sébastien Ogier, en su primera participación en las 24 Horas de Le Mans y junto a sus compatriotas Charles Milesi y Lilou Wadoux en el coche nº 1 de Richard Mille Racing, obtuvo el noveno puesto en LMP2. En LMGTE pro, triunfo del Porsche 911 RSR-19 del italiano Gianmaria Bruni, el austríaco Richard Lietz y el francés Frédéric Makowiecki, por delante del Ferrari n°51 de AF Corse del italiano Alessandro Pier Guidi, el británico James Calado y el brasileño Daniel Serra, y con el Ferrari 488 GTE número 52 del español Miguel Molina y los italianos Antonio Fuoco y Davide Rigon en la tercera plaza del podio. El Chevrolet Corvette número 63 de Antonio García, el estadounidense Jordan Taylor y el neerlandés Nicky Catsburg, que llegaron a liderar la prueba, tuvieron problemas mecánicos a las siete horas y tuvieron que abandonar a 136 vueltas del final. Tampoco pudo acabar el Corvette nº 64 después de ser golpeado por un LMP2. En LMGTE Am ganó el Aston Martin VANTAGE AMR del estadounidense Ben Keating, el portugués Henrique Chaves y el danés Marco Sorensen.
Artículo Anterior Artículo Siguiente