Pese a la victoria 3-1 sobre Pumas, el último juego de Chivas

Pese a la victoria 3-1 sobre Pumas, el último juego de Chivas en el estadio Akron se vio marcado por una situación inesperada, después de que el ídolo rojiblanco Ramón Morales dio a conocer que fue regañado por la seguridad del estadio por dar autógrafos a los fans tapatíos. A través de Twitter el ex mediocampista del Guadalajara dio a conocer que la policía presente en la cancha del ‘Rebaño’ le llamó la atención, debido al gran número de personas que se le acercaron para pedir autógrafos y la foto del recuerdo al ídolo rojiblanco. El regaño a Morales habría sido por la concentración de aficionados a su alrededor, ya que los nuevos protocolos de seguridad de la Liga MX quieren evitar concentraciones de personas en áreas reducidas por temas de seguridad, en especial desde la polémica pelea de barras entre Querétaro y Atlas en el Corregidora, lo cual lleva a medidas extremas como el regaño al ex seleccionado mexicano.
Artículo Anterior Artículo Siguiente