Robert Lewandoski llega a este encuentro con 76 goles

mundialista. México debuta en Qatar 2022 frente a su similar de Polonia con una simple obligación, ganar para espantar males y convencerse de que puede dar un buen papel de la mano del “Tata” Martino. Mexicanos y polacos se verán las caras por segunda ocasión en una fase de grupos de la Copa del Mundo de la FIFA. En Argentina 78, el tricolor cayó por 3-1 en el último juego de la primera fase, siendo la última ocasión que no avanzaron a la siguiente ronda. Este encuentro será el número 58 en la historia de México en los mundiales, donde registra 16 victorias, 14 derrotas y 27 empates con 60 goles a favor por 98 en contra. Para Polonia, será su juego 15 en mundiales, con apenas dos triunfos, siete empates y cinco descalabros. México perfila a Memo Ochoa en la puerta, línea de cuatro con Héctor Moreno y César Montes en la central, Jesús Gallardo y Jorge Sánchez por las laterales. Edson Álvarez en la media de contención con Héctor Herrera y Luis Chávez por las bandas. El tridente ofensivo tendrá a Henry Martín como eje de ataque, acompañado de Alexis Vega e Hirving Lozano. Robert Lewandoski llega a este encuentro con 76 goles en 134 partidos con la camiseta polaca, de los cuales cinco han sido en mundiales. Estará respaldado por Piotr Zielinski del Napoli y de Arkadiusz Milik de la Juventus. Gerardo “Tata” Martino dirigirá su segundo Mundial en su carrera, ya que con Paraguay estuvo presente en Sudáfrica 2010, a quienes llevó hasta los cuartos de final, donde cayó frente a España; el quinto partido es el objetivo del argentino, por más complicado que luzca el panorama. El estadio 974, inaugurado el 30 de noviembre de 2021, anteriormente llamado estadio Ras Abu Aboud, en Doha, será la sede del primer encuentro del tricolor en la Copa del Mundo; dicho inmueble registra una capacidad de 40 mil espectadores, donde se espera que la mayoría sea tricolor. México llega a su debut mundialista con tres victorias en sus últimos 10 partidos, con muchas dudas e incertidumbre, pero con las ilusiones intactas de que Qatar 2022 se convierta en el mundial del quinto partido.
Artículo Anterior Artículo Siguiente